Rinomodelación: conoce todo sobre la técnica que embellece tu nariz sin cirugía

 

 

¿Sabías que puedes lograr la nariz que añoras sin pasar por un quirófano y retomando tu vida habitual de inmediato? Llegaste al lugar adecuado para aprender con especialistas las principales ventajas de esta técnica.

La nariz es, sin duda, es una de las piezas más importantes de nuestros rostros. No sólo por sus funciones respiratorias y olfativas, sino también porque -en términos estéticos- juega un papel fundamental en transmitir una identidad y un sello personal. 

Por ese motivo es también una de las partes del cuerpo con más demanda de cirugías. Y no es de extrañar ya que se trata de un cambio relevante que puede traernos mayor confianza, una actitud que se transmite a los demás y que puede mejorar nuestra vida.

Hasta hace algún tiempo, las opciones para una modificación estética a nuestra nariz eran más acotadas y un cambio exigía necesariamente entrar a un pabellón, situación asociada a un gasto mayor y a un postoperatorio de cuidado.

Pero las cosas han cambiado.

 

En las siguientes líneas, el equipo de Clínica Symmetria liderado por el Dr. Santiago Reig, entrega las principales pautas para entender las ventajas de la rinomodelación, una técnica efectiva y poco invasiva para mejorar tu apariencia y hacerte sentir más cómoda y segura.

 

Rinoplastía: una opción tradicional, pero costosa 

La rinoplastia es, probablemente, una de las primera opciones que se viene a la mente al pensar en un cambio estético en la nariz. Se trata de una cirugía para cambiar el tamaño, la forma o las proporciones de la nariz, aunque en ocasiones también se realiza para mejorar la respiración.

En promedio, esta cirugía puede durar entre una y tres horas, se usa anestesia general y la recuperación puede tomar entre dos o tres semanas. Además, el paciente no debe realizar deportes de contacto por seis semanas.

Por su costo, riesgo quirúrgico, eventuales resultados estéticos no satisfactorios e irreversibles y el largo tiempo de recuperación llevan a muchos pacientes a buscar otras opciones de tratamiento menos invasivas.

 

Una nueva nariz sin procedimientos invasivos 

La buena noticia es que no necesariamente se requiere entrar al quirófano para lograr una nariz más acorde a tus expectativas. La medicina estética facial ha logrado avances que nos facilitan la vida y que nos ayudan a acceder a mejoras con menores costos y tiempo asociado.

Uno de estos avances es la rinomodelación, técnica que, mediante la introducción de materiales biocompatibles en puntos determinados de la nariz a través de microinyecciones, permite rellenar depresiones, corregir imperfecciones, por ejemplo, subiendo la punta caída o regularizando asimetrías.

Se trata de una ayuda que permite, por ejemplo, recuperar la simetría y la armonía del rostro y transmitir una imagen más joven de forma natural, mediante una práctica menos invasiva y con una rápida recuperación.

 

Puntos a favor de la rinomodelación 

Gracias a la rinomodelación puedes rejuvenecer y respingar tu nariz mediante un procedimiento no quirúrgico, no invasivo, que no requiere hospitalización. El tratamiento habitualmente se aplica en solo una sesión.

  • Es de fácil y rápida aplicación: el procedimiento no dura más de 30 minutos.
  • Los resultados son visibles a corto plazo.
  • Es seguro: la rinomodelación temporal usa productos que son reabsorbidos por el cuerpo.
  • Tiene una recuperación rápida: se trata de procedimientos ambulatorios que no requieren de grandes cuidados postoperatorios. Así, los pacientes pueden regresar a casa sin vendajes de ningún tipo y retomar rápidamente sus actividades habituales.
  • Es considerablemente más económica que una rinoplastía.
  • Utiliza sólo anestesia local.

Ácido hialurónico: un relleno que es absorbido por el organismo

Este tratamiento se realiza con ácido hialurónico, un polisacárido que está presente en todos los organismos vivos. Posee un gran poder de relleno y beneficios para las zonas donde se aplica, además de tener un elevado grado de adaptación a nuestro organismo sin generar efectos secundarios.

Algunas características del ácido hialurónico:

  • Se puede usar en cualquier tipo de piel: se trata de un compuesto biocompatible que todos poseemos en nuestra piel de forma natural. Por tanto, se puede aplicar tanto a pieles grasas como secas.
  • No tiene efectos secundarios ni produce alergias.
  • Es un polisacárido complejo: sus moléculas atraen grandes cantidades de sodio y de agua.
  • Son responsables de la capacidad de hidratación de la dermis y también de la turgencia y elasticidad de la piel.
  • Puede ser sintetizado, purificado y estabilizado por métodos bioquímicos para ser empleado como material de relleno a nivel cutáneo.
  • Otros tratamientos: también se usa para rellenar arrugas y surcos, para aportar volumen a los pómulos, para suavizar ojeras y para definir el contorno y el cuerpo de los labios.
  • No está comprobado su efectividad en cremas: pese a su comercialización en este formato, su eficacia genera dudas.

 

¿Quiénes pueden recurrir a la rinomodelación?

La rinomodelación es una excelente alternativa para hombres y mujeres, mayores de 18 años , que quieran corregir defectos estéticos de la nariz sin necesidad de pasar por el quirófano. Permite, por ejemplo, armonizar el perfil de la nariz aguileña o con la punta caída.

En todos los casos, el tratamiento debe ser antecedido por una consulta de evaluación para responder a las dudas del paciente y determinar la mejor opción a seguir.

  • No se recomienda para menores de edad debido a que es probable que su estructura ósea no esté completamente formada.
  • No es apta para personas con narices muy grandes, ya que este tratamiento de medicina estética no permite reducir su tamaño.
  • No es apta para mujeres embarazadas .
  • No es una opción para quienes presenten un problema respiratorio en la nariz. En esos casos se debe recurrir al pabellón quirúrgico.

Consejos: tras el tratamiento no conviene tocarse la nariz ni llevar anteojos al durante menos 48 horas.

 

¿Tratamiento permanente o temporal? 

En la gran mayoría de los casos, la rinomodelación es de carácter temporal gracias al uso de rellenos que son reabsorbidos por el organismo, como el ácido hialurónico o la hidroxiapaita cálcica.

Esta opción aparece como la más recomendable ya que a medida que la cara cambia con el paso de los años, puede ser necesario modificar la localización de los rellenos para conseguir un óptimo resultado estético.

El efecto de la rinomodelación temporal puede durar en torno a doce meses, aunque ese plazo dependerá de cada organismo.

Adicionalmente con el uso de ácido hialurónico existe la posibilidad de revertir su función disolviéndolo, en caso de que el paciente no quede conforme con el resultado obtenido.

También existe una rinomodelación de carácter permanente, aunque es menos común. En este caso se realiza un injerto óseo que no es reabsorbido por el cuerpo. Sin embargo, dicho material puede acarrear problemas a largo plazo, como alergias y rechazos con el paso de los años.

Cabe destacar que la aplicación de rellenos es una práctica muy segura en manos de un profesional experto, con experiencia y con conocimiento de la anatomía facial.

Si tienes más preguntas no dudes en contactar al equipo de Clínica Symmetria. Un especialista te podrá explicar más sobre esta técnica y determinar cuál es tu mejor opción.