Aprende cómo decirle adiós al molesto “brazo de murciélago”

 

Olvídate del refrán que dice que para ser bella hay que ver estrellas. Aquí conocerás todo sobre el sistema Near Infrared (NIR), que permite dejar atrás la flacidez que te provoca vergüenza, a través de un láser infrarrojo que incentiva la producción de colágeno para recuperar la firmeza perdida.

El llamado “brazo de murciélago” o la flacidez en la zona trasera del brazo es, sin duda, una de las grandes preocupaciones de las mujeres, especialmente cuando llega el verano y el calor invita a usar ropa con tirantes que deja a la vista las extremidades.

A esta condición incluso se le ha denominado -de forma humorística- el “chaíto” en referencia a la movimiento pendular de la piel al realizar dicho saludo. Pero lo cierto es que para muchas mujeres la flacidez en esta zona está lejos de ser una gracia y optan por ropa que la oculte.

¡La buena noticia es que este problema tiene solución novedosa y poco invasiva!

El Dr. Santiago Reig, junto al equipo de especialistas de la Clínica Symmetria, te cuentan a continuación todo lo que debes saber sobre el síndrome de chalasis cutánea braquial y su solución.

 

¿Por qué aparecen los “brazos de murciélago”?

Este problema, también denominado “alas de murciélago” o “aleta de tiburón”, se origina en una zona propensa al debilitamiento de tejidos y musculatura. Esta situación se ve agudizada con el paso de los años y es posible apreciarla en mujeres a partir de los 30 años.

Para entender este fenómeno es relevante conocer un poco más sobre la zona. La membrana que conecta la piel con el músculo en la zona afectada es más delgada y, por tanto, genera menos fibras de colágeno que con el paso del tiempo se hacen insuficientes provocando un desacople o distancia entre la piel y la masa muscular.

Otras situaciones que contribuyen a la aparición de las “alas de murciélago” son:

  • La acumulación de grasa subcutánea.
  • Los cambios de peso repentinos, por ejemplo, a través de dietas relámpagos pobres en proteína, que ocasionan la pérdida de tonicidad muscular e impiden que la piel se adapta al nuevo volumen corporal.
  • El embarazo y el paso del tiempo hacen que las fibras elásticas y colágenas de la piel cedan o se pierdan.
  • La gravedad hace el resto del trabajo para que aparezca esa molesta muestra de flacidez en los brazos.

Prevención 

Lo recomendable es preparase antes de la aparición de esta flacidez. En etapas iniciales se recomienda el uso de cremas reafirmantes con las que se debe masajear la zona interna de los brazos.

Idealmente se debe acompañar el uso de cremas con una dieta equilibrada y sana, además de llevar una vida menos sedentaria que considere deportes y ejercicios para bíceps y tríceps. Una recomendación es hacer actividades aprovechando el propio peso.

Otro complemento pueden ser los masajes destinados a mejorar la circulación y a eliminar grasa a través del sistema linfático.

 

Calor dérmico, la mejor solución para el “chaíto” sin cirugía

En muchos casos la cremas, la nutrición y el ejercicio no serán medios efectivos para eliminar este problema y se deberá recurrir a otras técnicas. La buena noticia es que la ciencia avanza a pasos agigantados para poner a nuestra disposición tratamientos de última generación, en este caso para decir adiós a las “alitas de murciélago”.

Recientemente se ha probado con éxito un tratamiento estético no invasivo que, a través de un láser infrarrojo, incentiva la producción de colágeno que permite incrementar la firmeza perdida de la piel. Se trata del sistema Near Infrared (NIR) o “cercano al infrarrojo” en español.

Este tratamiento está indicado para personas con flacidez facial o corporal, a causa de la edad o factores externos como cambios bruscos de peso o embarazo.

 

Seis poderosas razones para elegir NIR

Las razones para optar por el tratamiento estético para brazos con el sistema NIR son múltiples. Aquí conocerás las principales:

  • El NIR entrega resultados visibles desde la primera sesión: no tendrás que esperas para ver cómo la piel de tus brazos recupera la firmeza que alguna vez tuvo.
  • Para ser bella no siempre hay que ver estrellas. El NIR es un tratamiento que no provoca dolor, no es invasivo y sus sesiones son rápidas.
  • Tu piel mejora naturalmente, ya que el NIR genera nuevo colágeno y restaura las fibras existentes para recuperar la firmeza de la piel.
  • Olvídate de retoques continuos. Los resultados de NIR son duraderos y, mejor aún, no provocan daño en la piel.
  • Se puede realizar en cualquier época del año, ya que no mancha la piel si se realiza en verano, como sí ocurre con otros tratamientos.
  • Es apto para cualquier fototipo de piel.

 

Sesiones cortas, indoloras y seguras 

Una de las grandes ventajas de NIR es que las sesiones no duran más de 30 minutos y no requieren preparación previa.

La única medida de seguridad antes de la aplicación del  láser infrarrojo, consiste en que tanto el especialista como el paciente deben usar lentes protectores mientras se realiza la sesión.

Tras ello, el sistema es aplicado de forma constante por el especialista con la finalidad de lograr la temperatura óptima para que el calor penetre la dermis y genera nuevo colágeno y refuerce las estructuras existentes.

El número de sesiones deberá ser determinado durante la consulta de diagnóstico inicial, pero habitualmente una serie de tres a seis sesiones permite apreciar avances notorios para recuperar una piel más firme.

Lo mejor de todo es que una vez finalizada la sesión, el paciente está en condiciones de retomar sus actividades sin la necesidad de cuidados especiales.

 

Una máquina confiable y de última generación 

El proceso de tensado de piel en clínica Symmetria se realiza con la Plataforma Harmony XL Pro de Alma Laser, una tecnología compuesta por una serie de módulos que permiten trabajar conjuntamente o de forma aislada con distintos tipos de luz y láser, para el tratamiento de distintas necesidades médico-estéticas.

Cuenta además con un potente software que apoya el trabajo de los especialistas de la Clínica para que todo avance sin contratiempos.

 

¿Quiénes pueden optar por el sistema NIR? 

Harmony XL Pro permite tratar y conseguir buenos resultados con pacientes de distintas edades. Desde jóvenes a partir de 25 años hasta personas mayores de 60 años interesadas en mejorar su aspecto.

Antes de la realización del tratamiento se debe agendar una consulta en la que el médico a cargo explicará los detalles del proceso, responderá a tus dudas y determinará los pasos a seguir para un resultado que cumpla con las más altas expectativas.

Una consideración importante es que este tratamiento no es apto para mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

Te invitamos a contactarnos para conocer más sobre esta técnica y sobre el resto de tratamientos que ofrece Clínica Symmetria.

Contamos con un equipo multidisciplinario, innovador, formado por profesionales de las distintas ramas que engloba la Medicina y Cirugía Estética orientada a servir a pacientes con inquietudes estéticas. Trabajamos siempre por su satisfacción y bienestar.